Absuelto de un delito de allanamiento de morada cuando recogía ropa del antiguo domicilio conyugal de un amigo

El Jurado popular ha emitido un veredicto de inculpabilidad para un vecino de Tudela, J.I.J.C. a quien se le acusaba de un delito de allanamiento de morada por acudir a casa de la ex mujer de un amigo para recoger una ropa de éste.

El ministerio fiscal pedía 7 meses de prisión para él y la acusación particular ejercida por la ex mujer de su amigo pedía 9 meses, así como una indemnización de 2.200 euros en concepto de lesiones y daños morales causados más los intereses

El Jurado popular considera probado que este vecino de Tudela, sobre las 15 horas del día 11 de octubre de 2013, entró en un domicilio, acompañando a su amigo J.S.C, exmarido de F. al que se le había autorizado a retirar de dicho domicilio sus enseres personales, sin que conste que supiese que dicho domicilio había sido atribuido en la separación a Dña. F., ni que esté probado que en el momento de entrar el acusado en el domicilio, esta le advirtiese de que él no podía entrar, ni tampoco que estando en el interior del domicilio posteriormente le advirtiese de que no podía permanecer en el mismo”.

El  Jurado ha declarado no probado “que el acusado se mantuviese en el domicilio de Dña. F. en contra de la voluntad de esta”, al considerar no probado “que tras entrar en la vivienda ésta le advirtiese de que no podía entrar”, ni tampoco posteriormente estando en el interior del domicilio le advirtiese, “de que no podía permanecer en el mismo”, concluyendo por unanimidad que el acusado “no es culpable de haber permanecido en el domicilio de la Sra. F. en contra de su voluntad”.

En el acta en la que extienden los jurados su veredicto afirman en relación con los elementos de convicción que han tenido en consideración para hacer dichas declaración los  siguientes: “las declaraciones contradictorias de los diferentes testigos, la ausencia de pruebas físicas en relación al caso, las declaraciones de los agentes de la policía foral no aportan información relevante por no haber estado presentes en el momento de los hechos, se valora positivamente que el acusado abandonó la vivienda cuando la policía foral se lo requirió”.

La sentencia añade que “los motivos expuestos por los jurados para llegar a la conclusión de no culpabilidad, constituyen un razonamiento plenamente fundado derivado de la valoración de la prueba practicada, y que debe llevar por ello a dictar un pronunciamiento absolutorio de no culpabilidad, que determina la libre absolución del acusado, al no quedar acreditado que el mismo permaneciese en contra de la voluntad de Dña. F., lo que impide apreciar el delito de allanamiento de morada, cuando está ausente el dato objetivo de la oposición de la moradora de la vivienda, como aquí ocurre.

Vía Pamplonaactual.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + 10 =